Av. del Libertador 2373 - CP 1425 - Ciudad de Buenos Aires - Argentina

Origamimos es un mimo, darse un gusto, regalar amor

 

Y llegaron los ORIGAMIMOS a la muestra “Hace frío…Juguemos adentro!  que se puede visitar desde el 3 de julio  hasta el 2 de agosto en el Museo.
Verónica Mastronardi es la artesana que expone sus hermosos origamis. Ella nos cuenta:

 

 

 

VestiditoVeronica MastronardiGrullas y vidrio 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Cuando era chica vivía en Loma Verde, Escobar (a unos 45 km de CABA). Allí hay una colonia japonesa importante, incluso una escuela japonesa donde los niños aprendían el idioma para hablar con sus abuelos. Durante la primaria, tuve varios compañeritos de ascendencia japonesa. Las nenas siempre llevaban sus hermosos papeles de origami que a mí me fascinaban. Más adelante, ya en mi adolescencia, mi amiga de la infancia, cuyos abuelos eran japoneses, me enseñó a hacer las grullas o tsuru, y me explicó que en Japón representan la paz, la esperanza, la integridad. La creencia popular japonesa es que si uno hace 1000 grullas se te cumple un deseo. ¡Pasábamos horas haciendo grullas de colores para que se cumplieran nuestros deseos!

Para Verónica ser artesana es  conectarse con su capacidad creativa. Le encanta trabajar con papel  Le surge una idea y la prueba hasta obtener un resultado que la alegre y que pueda compartir.

Quiere transmitir a los niños con su obra alegría, conocimientos, calidez y cariño.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Broches con imán 1

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo surgió el nombre ORIGAMIMOS?
No fue fácil encontrar el nombre. Me encantan las palabras y los juegos de palabras, y Origamimos es una forma de describir qué es para mí y lo que quiero transmitir: es un mimo, darse un gusto, regalar amor, algo bello y simple pero lleno de contenido.

 

 

Recordando a Jorge Prelorán junto a Sergio Barbieri

Jorge Prelorán, autor de la película Hermógenes Cayo, Santero de la Puna. Fotografiando la obra de Hermógenes en el depósito del MJH.

Jorge Prelorán, a fotografiando la obra de Hermógenes Cayo en el depósito del MAPJH.

Hoy se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de Jorge Prelorán, uno de los principales referentes del cine etnográfico argentino.

 

 

Jorge Prelorán, autor de la película Hermógenes Cayo, Santero de la Puna. Fotografiando la obra de Hermógenes en el depósito del MJH.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta nota vamos a  recordarlo junto a Sergio Barbieri, profesor e investigador de la Academia Nacional de Bellas Artes, coleccionista de arte popular argentino, parte de cuya colección centrada en los Exvotos, se está exhibiendo actualmente en el Museo de Arte Popular José Hernández:

 

 

RECORTE

“Con Jorge Prelorán nos conocimos en Tilcara, Jujuy, en el año 1965. Yo estaba recorriendo el norte del país como mochilero y Jorge venía de filmar en algún paraje de la provincia. Conversamos en un almuerzo y me comentó que necesitaba un nuevo asistente de dirección y fotógrafo.

Mi experiencia en cine argumental de largo metraje había sido como asistente de escenografía y en el independiente como colaborador de películas sobre diversos artistas argentinos. Me dedicaba a la fotografía desde hacía varios años.

Ese encuentro significó que, poco tiempo después, yo fuese contratado por la Universidad Nacional de Tucumán como lo estaba Jorge. Colaboré con él durante tres años en uno de los trabajos más apasionantes y aventureros que tuve.

Jorge era un obsesivo como somos todos los que tenemos en claro de lo que queremos hacer. Su capacidad de trabajo iba de la mano de esa obsesión.

Cuando filmaba tenía una sensibilidad especial para captar escenas cotidianas o las expresiones de las personas.

Era, también un gran editor de sus películas. Lograba que tuviesen continuidad, ritmo y un “crescendo” dramático como si fuesen obras argumentales y no documentales.

 

Creo que ambos revertimos nuestras timideces iniciales para lograr tener una capacidad de relación con los diversos personajes que aparecían en las películas.

Jorge fue un fiel amigo, sincero y magnánimo.

En una actividad como la que desarrollamos es difícil elegir un momento en especial porque hubo muchos. Pero puedo destacar la filmación del Nguillatún en Ruca Choroi (Neuquén); la caminata nocturna e invernal a casi 5.000 metros para llegar a Volcán Higueras (Salta); las periódicas filmaciones y encuentros cordiales con Hermógenes Cayo; los constantes viajes en jeep de sur a norte y viceversa; el ver por primera vez el material en “crudo”; el estreno en Buenos aires de todas las películas en el año 1969, en el Centro Cultural San Martín.

Pero destaco sobremanera el momento de ir “fabricando” en nuestra imaginación, cuando viajábamos, el armado de cada película y las tomas que se debían agregar para completarlas.

Prelorán  estuvo en el Museo José Hernández por última vez en el año 2007 para fotografiar todo el material que allí se conserva para incorporarlo al libro que iba a acompañar cada película suya. Los bocetos de esos libros son de una gran calidad gráfica pero no se pudo concretar su realización”.( Sergio Barbieri,  mayo de 2015)

 

Jorge Prelorán nació en Buenos Aires, el 28 de mayo de1933 y comenzó a filmar en la década de 1960.

A través de sus etnobiografías captaba poéticamente el alma y la subjetividad de campesinos y artesanos de la Puna u otros lugares de la Argentina. Sus personajes tenían nombre y apellido: Hermógenes Cayo, Cachengo, Miranda, Sixto Ramón Zerda, entre otros. Le interesaba documentar cada vida singular para aprehenderla en su contexto témporo- espacial,  geográfico, socio- económico y tradicional.

Precisamente,  el Museo de Arte Popular José Hernández cuenta en su colección con  piezas del santero y telero jujeño Hermógenes Cayo (1901-1968), quien expresó su mundo interior a través de la talla sobre cardón y la pintura con témpera. También recreó la tradición de la textilería de la Puna y mostró sus habilidades de arquitecto espontáneo.

En 1969 se convirtió en el protagonista de la película de Jorge Prelorán “Hermógenes Cayo, un imaginero de la Puna”.  Se trata de un documental basado en el guión del propio cineasta,  sobre el argumento de Isabel Franco y fue musicalizada por Leda Valladares. Está considerado uno de los mejores documentales argentinos y el director lo donó junto a sus otras películas, al Smithsonian’s Human Studies Film Archive.

La consagración de Prelorán como mayor documentalista argentino fue el subsidio que recibió en los años 70, del Fondo Nacional de las Artes en coproducción con la Universidad Nacional de Tucumán. Bajo la coordinación del Dr. Raúl Augusto Cortazár dirigió cortos, medios y un largometraje.

Si en algo se destacó además, fue en la compaginación de su trabajo, actividad que lo fascinaba: “Si no filmo, decía, no puedo vivir. Pero recién soy feliz cuando me siento frente a la moviola y empiezo a compaginar. A sacar algo de aquí, meter allá. Ahí se cocina la película. Me paso días y días, meses y meses trabajando diez horas diarias en el montaje. Es un placer”.

Prelorán ha enseñado en la School of Theater, Film and Television at UCLA desde 1976 a 1994. En 2007 donó sus archivos al Human Studies Film Archives, Smithsonian Institution, donde se preservan sus películas. Desarroló también su actividad docente en la Argentina, siendo director de la Maestría de cine documental de la Universidad del Cine (Buenos Aires) En 1981 le fue otorgado el Premio Konex de Platino concedido por la Fundación Konex, por su larga trayectoria y contribución a la cultura. Falleció en  Culver City, Estados Unidos, el 28 de marzo de 2009.

 

Mirta Bialogorski

Entrevista a Mauro Sabbatini, el profesor de cincelado

Mauro Sabbatini es maestro orfebre. Estudió en las Escuelas Técnicas Raggio. Obtuvo numerosos reconocimientos por su oficio, con premios y menciones. El Museo cuenta con la satisfacción de que brinde su taller de Cincelado sobre metales en esta sede, los días miércoles de 15 a 18 h
Conversamos con él, así pueden conocerlo un poco más…

11006459_815021838567114_692195450254248358_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Desde cuándo te dedicás a la orfebrería?
Me dedico a la orfebrería desde hace 12 años. Los materiales con los que trabajo normalmente son alpaca , plata y oro

 

 

¿Por qué elegiste la orfebrería?
La elegí porque me parece emocionante ver cómo de un trozo de metal puedo crear una obra de arte.

 

 

¿Cómo aprendiste el oficio?
Estudié la carrera de orfebrería en las Escuelas Técnicas Raggio. Estando en 5° año me presenté a un concurso de joyería en el cual recibí el primer premio. A partir de ese momento comencé a participar de exposiciones y fueron llegando los primeros clientes.

 

 

¿Nos podrías contar cómo es un día de trabajo en tu taller?
Mi día normal de trabajo consta de 12 horas, durante las cuales, recibo a alumnos y clientes, y hago mis trabajos y proyectos.

 

 

 

 

10959705_784005401668758_7512282085630914881_n10959835_785220698213895_4031773393290896953_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde que imaginás una pieza hasta que la ves realizada, ¿cómo podrías describir el proceso creativo?
Converso con el cliente para saber sus gustos y preferencias. Imagino entonces la pieza, la plasmo en papel a través del lápiz y luego, la traslado al metal utilizando diversas técnicas (laminado, calado, soldado, forjado, cincelado) según corresponda.

 

 

¿Dónde dictás clases?
Actualmente dicto clases en mi taller y, desde 2014, en el Museo de Arte Popular José Hernández. Es una experiencia muy interesante dado el buen ambiente de parte de todos en el Museo.

 

 

Y para finalizar, ¿qué significa para vos ser artesano?
Mantener vivo el oficio, que lamentablemente se está perdiendo. Es una experiencia única ver un diseño en papel, realizado en metal con mis propias manos y con técnicas muy antiguas.

 

 

En la próxima Noche de los Museos, Mauro Sabbatini brindará un taller abierto al público junto a sus discípulos ¡pueden agendarlo! Si quieren saber más sobre el taller pueden escribir a cursosmapjh@gmail.com

 

 

Mirta Bialogorski
Investigadora del Museo

 

Apasionadas por el arte popular

9jpg

 1 4

 

 

“Era como una reina”. Así definía mi padre, Félix Luna, a María Isabel Fotheringham. Su personalidad y exquisito humor, su piel blanca y sus ojos claros, su presencia y su voz daban cuenta de una mujer singular. Ceramista por elección y amor, sus piezas se encuentran en varias instituciones nacionales y también en nuestro Museo.

De una madre sensible y con un gran amor por el país y sus raíces, sus hijas Isabel y María Castellano Fotheringham  fueron galeristas, ceramistas, anticuarias, coleccionistas y donantes.  Una perfecta unión fraternal y de proyectos que hasta el día de hoy continúa.

Mabel, inquieta y visionaria, profesora de dibujo, pintura, restauradora y una maestra con sus manos, transformó vestidos de cientos de muñecas con gracia y rigor histórico que hoy se pueden visitar en la Casa Fernández Blanco.

María aprendió de su madre el oficio artesanal de la cerámica pero con un estilo propio, despojado y vibrante donde predomina la temática religiosa. Ángeles, santos y seres celestiales coinciden con su personalidad mística y espiritual.

Esta exhibición es un homenaje a esta trilogía de mujeres que, cada una a su manera, hicieron mucho por jerarquizar el arte popular.

 

Felicitas Luna
Directora del MAPJH

 

 

La exposición Ceramistas, coleccionistas y apasionadas por el arte estará abierta en el Museo hasta el domingo 10 de mayo de 2015

Tarde de sol y juegos en el Museo

Visita didáctica para niños

Camera

 

 

 

 

 

 

 

Los viernes en vacaciones el Museo ofrece visitas didácticas para niños. En esta oportunidad nos visitaron 3 niños de Brasil acompañados por su mamá. Venían al museo por primera vez. Se nos unió una pareja de abuelos que aunque sabían que la visita era para niños, le interesó participar.

 

 

 

 

 

dibujo giulia 16-1_phixr

dibujo pietro 16-1_phixr-1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos encontramos en el jardín y allí les conté la historia del museo y me contaron que otros museos conocían.
En el jardín se sorprendieron al ver el Saltamontes de Ricardo Sosa y la escultura de caballos de Emilio Sarniguet, en bronce.

 

 

 

 

 

Conocieron la muestra Grandes Maestros del Arte Popular, que estuvo en el Museo hasta el mes de enero. Allí charlamos acerca de las distintas maneras de tejer y de realizar textiles, ellos conocían el tejido al ganchillo y el telar. Contaron también que hacían pulseras con macramé, mientras  escuchaban las historias acerca de estos hermosos textiles, ponchos, fajas, cintas para la cabeza y alforjas entre otros.

 

 

 

Después bajamos al subsuelo a conocer la parte de cestería, miramos los sombreros  panamá, las vasijas y las figuras de animales hechas con fibra chunga que son las que más gustaron a los niños. En esa misma sala, como yo les había prometido, miramos algunas artesanías del CEPAR (Programa de fomento a la artesanía en Argentina que funcionó en el Museo en la década de los 80), que los chicos iban sacando de una bolsa de tela y podían tocarlas.

 

 

 

Luego les propuse una consigna, que consistía en dibujar la pieza que más les guste e imaginarse al artesano-a que la realizó trabajando en su artesanía.

 

10942742_10152649565226728_5927238732705859063_n_phixr

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos dibujos podían llevárselos o dejarlos, eligieron dejarlos en el museo ¡y se lo agradecemos!. Jugamos además al memotest con artesanías del Museo y nos despedimos cordialmente,  nos dejaron un hermoso recuerdo de su visita.

 

 

 

Camila Feal
Visitas guiadas del Museo

EL MARTÍN FIERRO EN EL SIGLO XXI: un libro para la historia

Ya está disponible el libro “180 AÑOS DE  JOSÉ HERNÁNDEZ. EL MARTÍN FIERRO EN EL SIGLO XXI” publicado por nuestro Museo

Tapa libro para blog

 

 

 

 

 

 

Ya está disponible – y a la venta-, el libro “180 años de José Hernández. El Martín Fierro en el siglo XXI”. Coordinado y editado por nuestro museo, es el fruto de una investigación sobre las colecciones patrimoniales del Area Biblioteca relacionadas con José Hernández.

 

 

 

 

 
El homenaje al poeta está presente en la muestra “A 180 años del nacimiento de José Hernández” una exhibición de libros, fotos, documentos, discos y revistas de la colección de la Biblioteca y algunas piezas del Museo como indumentaria y elementos que ilustran la vida en la campaña en la época en que se desarrolla el Martín Fierro. La exhibición se potencia con la magnífica colección del Museo del Dibujo y la Ilustración compuesta de originales de importantes artistas plásticos que ilustraron el poema gauchesco.

 

 
La buena acogida de la exhibición por parte del público visible en los comentarios que se dejan en el libro de visitas y las encuestas, hizo que su finalización prevista inicialmente para el 6 de noviembre se extiendiera hasta el 6 de marzo de 2015.

 

 

 

 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA
180 años de José Hernández. El Martín Fierro en el siglo XXI / José Hernández…[et al] 1º ed. Buenos Aires: Museo de Arte Popular José Hernández, 2014. 115 p. 1 DVD. 22 x 22 cm. ISBN 978-987-29824-0-9

 

 

 

 

 

Para ver el contenido del libro haz click aquí

 

 

 

 

Estamos seguros que este libro en el que trabajamos con tanta dedicación los equipos del Museo de Arte Popular José Hernández con el apoyo de la Dirección General de Museos junto a los especialistas convocados quienes desinteresadamente brindaron su conocimiento, gustará y será de utilidad para el amplio público hacia quienes va dirigido.

Más información sobre el libro:
biblioteca_hernandez@buenosaires.gob.ar
info_hernandez@buenosaires.gob.ar

Museo del Dibujo y la Ilustración (http://www.museodeldibujo.com/)
Se encuentra a la venta en el sector de recepción por un valor de $120 y está disponible su consulta gratuita en la Biblioteca de lunes a viernes de 8 a 16 hs.

 

 

 

 

 

Juliana Lozada
Bibliotecaria del Museo
Curadora de la muestra Exposición homenaje a José Hernández